Comienza una nueva intervención para eliminar barreras arquitectónicas en avenida de Cataluña

El área de Conservación de Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza comienza a partir de mañana, miércoles, 15 de mayo, los trabajos para mejorar la accesibilidad en la avenida de Cataluña, donde se van a realizar doce rebajes de bordillos.

La obra, que tiene un plazo estimado de cuatro semanas de duración, se realizará en el tamo comprendido entre la calle Veintitrés de Abril y Río Ara. La intervención en las aceras hará necesario, en momentos puntuales, la ocupación del carril de tráfico más inmediato.

El nuevo paquete de rebajes de aceras que se acomete en la avenida se incluye en el conjunto acciones que el Ayuntamiento ha ido impulsando en la avenida de Cataluña para mejorar la escena urbana hasta que el Ministerio de Fomento haga efectiva la cesión del vial al Ayuntamiento de Zaragoza. Las actuaciones desarrolladas en la zona han implicado además a la propiedad de todos los suelos pendientes de desarrollo, que se han implicado en el plan municipal, realizando anticipadamente las cesiones de suelo que les corresponden, demoliendo las construcciones obsoletas y vallando los solares resultantes. Así, el trabajo de eliminación de barreras se entiende como un paso más en la adecuación de la avenida.

Ampliación de aceras en Delicias

 

Por otra parte, mañana concluirán los trabajos de ampliación de una parte de la acera de la calle Díaz de Mendoza, en el barrio de las Delicias.

Se trata de una pequeña adecuación de la zona peatonal, a la altura del cruce con la calle Escuelas Pías, que presentaba un pronunciado estrechamiento y dificultaba notablemente la movilidad peatonal, sobre todo en los casos en los que estaban implicadas sillas de ruedas, carros de niños o de compra.

La petición vecinal se llevó a la Junta de Distrito de Delicias, y la presidenta y Concejala de Infraestructuras, Lola Campos, se comprometió a buscar la manera de realizar esta obra que afecta a 20 metros de calle.

Con esta intervención se intenta dar continuidad a toda la acera de Díaz de Mendoza, de manera que se logra una anchura de 1,20 metros a lo largo de toda la calle, eliminando el tramo renovado que sólo disponía de 80 cm.

“Se trata de una intervención menor, pero que va a suponer mucho beneficio a los usuarios de esta vía”, dijo la Concejala de Infraestructuras, Lola Campos, quien destacó “la dificultad añadida que tiene la ampliación de una vía o de una acera en una calle bien tramada y con el desarrollo urbanístico concluido”.

La calle Díaz de Mendoza, conecta la calle Escuelas Pías y Juan Carlos I, en el barrio de la Bozada, tiene un carril de circulación y un marcado carácter comercial, que hace que la presencia de ciudadanos sea importante.