El Ayuntamiento reduce en casi 50 días el promedio de pago a proveedores

El Gobierno de Zaragoza ha conocido esta mañana el informe sobre morosidad del segundo trimestre de 2013 elaborado por el interventor del Ayuntamiento y en el que se indica que la tasa de morosidad ha disminuido y que se ha reducido en casi 50 días el promedio de pago a proveedores, al pasar de 150 días de plazo de abono de facturas como media durante el primer trimestre a 103 en este segundo, lo que supone una disminución del 31,45%.

Considerando los datos de este informe, el periodo medio de pago excedido respecto a la norma -que indica que se deberían abonar las facturas en 30 días- es de 72 días. Una cifra que mejora puesto que se ha reducido en un 37,64% respecto a los 115 días de exceso que se registraba en el primer trimestre.

Como establece la normativa, el Ayuntamiento enviará este informe al Gobierno de España y lo someterá a conocimiento de la Comisión de Presidencia, Economía y Hacienda y del Pleno municipal.

El documento indica que el Ayuntamiento ha abonado un total de 95.421.763 euros, lo que supone un 19,59% más que durante el primer trimestre que se abonaron 79,8 millones de euros.

Fernando Gimeno_Roberto Fernandez_Zaragoza_gr

Otros acuerdos de Gobierno

Instituto de Cultura

El Gobierno de Zaragoza ha solicitado la elaboración de los informes jurídicos, técnicos y económicos para impulsar la creación de un organismo autónomo municipal (Instituto de Cultura) que integre los servicios municipales y las entidades dependientes del área de Cultura.

Nuevas capillas en el cementerio de Torrero

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado la adjudicación del acuerdo marco de las obras de ejecución de capillas en el Cementerio de Torrero. Se trata de un procedimiento que permitirá establecer los requisitos y condiciones a las que habrán de sujetarse los diferentes contratos que se formalicen para construir estos elementos funerarios.

El Gobierno de Zaragoza aprobó el 5 de diciembre de 2012 la construcción de 56 capillas con un presupuesto de 1,9 millones de euros. Las obras, que responden a la demanda existente, no supondrán ningún desembolso para el Ayuntamiento de Zaragoza, ya que las obras sólo se iniciarán cuando los particulares que pretenden ser los titulares de la concesión de las futuras capillas hayan prestado su conformidad para ingresar las cuotas que les correspondan de acuerdo al programa de construcción y entrega de estos bienes funerarios.

En el caso de que se ejecutaran las 56 capillas previstas inicialmente, y si fuera necesario, se procedería a la redacción y aprobación de un nuevo proyecto de características similares, ya que el valor estimado del acuerdo marco es de 3,2 millones de euros.

Las 56 capillas se levantarán en una franja junto a la valla sur del cementerio, a continuación de las capillas ya existentes. El nuevo proyecto, por lo tanto, completará la zona edificable entre la franja sur y la calle I.

Así, se han previsto dos tipologías edificatorias: el de las capillas lineales, adosadas a la valla sur del cementerio (un total de 26), con dos módulos de tres capillas cada uno en los extremos y cinco módulos de cuatro capillas, y el que se situará delante, junto a la calle I, con un frente de cinco bloques aislados de seis capillas cada uno. Entre ellos, surgirán pequeñas plazas ajardinadas. El conjunto estará, a su vez, delimitado en sus extremos por plazas mayores ajardinadas. También la vegetación tendrá protagonismo para separar las capillas colindantes de las proyectadas, y evitar un excesivo peso de la dimensión lineal de la edificación.

Cada capilla tendrá una puerta de acceso que se abrirá al exterior 135 grados. En el interior, dispondrá de un vestíbulo con un pequeño altar al fondo, cinco niveles de enterramientos a cada lado, con un total de diez nichos en cada capilla y, al fondo, otros tantos columbarios, junto al altar. Un lucernario sobre el vestíbulo se encarga de iluminar la estancia y de aumentar la altura de la edificación en esa zona .

Respecto a los materiales de construcción, el hormigón blanco tendrá protagonismo especial en las 26 capillas del fondo de la valla sur, mientras que los bloques de 30 capillas junto a la calle I serán de hormigón amarillo. La carpintería y los vidrios también se encargarán de llevar al conjunto otros matices de color (azul grisáceo y distintos matices de amarillo). Las plantaciones que van a alternar en estos conjuntos se plantean con pocos elementos, aunque en cada plaza se plantará un árbol bíblico (olivos, palmeras) y también se utilizarán chopos y lavanda aromática.

Expropiación en paseo Renovales

El Gobierno de Zaragoza adquiere por expropiación en avenencia la finca ubicada en el paseo de Renovales que aloja un negocio de jardinería y que en el Plan General de Ordenación Urbana está destinada a Sistema General de Espacios Libres. El justiprecio, que incluye también el valor de los bienes ajenos al suelo y la indemnización correspondiente al traslado de la actividad de jardinería al nuevo emplazamiento, se satisfará en especie mediante la transmisión de dominio de una finca municipal ubicada en Puerto Venecia.

La propiedad, que se ha mostrado dispuesta a alcanzar un acuerdo con el Ayuntamiento desde que empezó a tramitarse el expediente expropiatorio, manifestó la necesidad de que se garantizase la continuidad del negocio de jardinería y a tal fin solicitó una parcela municipal que posibilitase el traslado. Finalmente, se localizó una finca de 3.749 m2 (la ubicada en Paseo Renovales tiene 3.913 m2), resultante del proyecto de reparcelación del sector de suelo urbanizable no delimitado 88/3.1 ( Puerto Venecia) y consecuencia de la cesión obligatoria y gratuita del 10% de aprovechamiento lucrativo del sector.

Los técnicos valoraron ambas parcelas, así como los bienes ajenos al suelo y los gastos de traslado del negocio, de manera que además de efectuar la transmisión de titularidad de las parcelas, el Ayuntamiento de Zaragoza deberá abonar a la propiedad de la finca de Paseo Renovales 13.400 euros.

El Ayuntamiento permitirá la ocupación anticipada de su suelo para que se realicen las adaptaciones pertinentes y se obtengan los permisos necesarios para trasladar el negocio de jardinería, a la vez que garantiza la permanencia del almacén de venta de plantas y productos de jardinería en el emplazamiento actual durante un mínimo de 18 meses, que se considera el tiempo necesario para realizar el traslado con garantías. No obstante, el acuerdo entre las partes deberá formalizarse en escritura pública antes del 31 de enero de 2014.