La operación asfalto de 2013 llegará a 31 tramos de calles de todos los distritos de la ciudad

La Operación Asfalto de 2013 llegará a 31 tramos de calles de todos los distritos de la ciudad, y destinará 214.711 euros a esta mejora. El listado de calles se ha cerrado siguiendo criterios técnicos e informando a las juntas de distrito.

La edición 2013 de la Operación Asfalto se caracteriza por el esfuerzo para llegar al mayor número de puntos de la ciudad y por destinar una cantidad similar a la que se utilizó en los años 2012 y 2011, confirmando el esfuerzo mantenido que se realiza en tiempos de fuerte contracción económica por mejorar el estado de los viales. “Estamos manteniendo las partidas para asfaltado en presupuestos municipales que están marcados por fuertes recortes; es decir, estamos tratando con nuestras solas fuerzas de mantener y cuidar la escena urbana”, dijo la Concejala de Infraestructuras y Ciclo Integral del Agua, Lola Campos.

La relación de calles en las que se va a intervenir es:

CASCO HISTÓRICO: Coso (entre Mateo Flandro y Romea)

CENTRO: Cortes de Aragón (entre Avenida Goya y calle Carmen)

DELICIAS: Julián Sanz Ibáñez (entre Miguel Labordeta y Ramiro I); Galán Bergua (entre Fray Juan Regla y Escultor Palao); San Antonio Abad (entre Torres Quevedo y Echegaray)

UNIVERSIDAD: Gascón de Gotor (entre Juan Pablo Bonet y Viva España); Arzobispo Morcillo (entre Marina Española y Fray Luis Amigo); Puente Blasco del Cacho (entre Paseo Renovales y Luis Vives) y Avenida Valencia (Entre Corona de Aragón y Tomás Bretón)

SAN JOSÉ: Avda San José (entre Reina Fabiola y Mercado Montemolín)

LAS FUENTES: Miguel Servet (entre Camino de las Torres y Compromiso de Caspe); Herrerín (entre Batalla de Pavía y Compromiso de Caspe); Pedro Cubero (entre Salvador Minguijón y Fray Luis Urbano) y Rodrigo Rebolledo (entre Santo Domingo de Silos y Salvador Minguijón)

LA ALMOZARA: Avenida Almozara (entre Batalla de Arapiles y Avenida Puerta Sancho)

OLIVER- VALDEFIERRO: Antonio Leyva (entre Villalpando y Reina Petronila); Pedro Porter (entre San Eloy y Miguel Artigas); Las Pléyades (entre Altair y Boyero); Tulipán (entre Boyero y Osa Mayor) y Boyero (entre Tulipán y Marte)

TORRERO- LA PAZ: Avenida América (entre Vía Pignatelli y Las Canteras); Fray Julián Garcés (entre Plaza de Las Canteras y Calle Esperanza); Faustino Casamayor (entre Orense y Oviedo) y Oviedo (entre San Antonio de Padua y Faustino Casamayor)

ACTUR-REY FERNANDO: Valle de Broto (intersección con Avenida Pirineos)

EL RABAL: Ignacio Zapata ( completa) y María Virto

CASABLANCA: El Greco (entre Argualas y Marcelino Álvarez) y Embarcadero (entre Plaza de La Ermita y calle Prado)

SANTA ISABEL: Calle El Riego ( parcial)

MIRALBUENO: Camino del Pilón (intersección con Camino de Épila).

Las calzadas de las 31 calles señaladas presentan deficiencias superficiales que hacen aconsejable una intervención para mejorar las condiciones de funcionalidad y comodidad en la circulación.

Los criterios para elegir estas calles han priorizado la seguridad vial, eligiendo, por lo tanto, los tramos en los que se concentraba un mayor deterioro y también la existencia de un itinerario de bus. “En tiempos de escasez se hace obligado imponer criterios para realizar la selección, que hemos hecho gravitar en torno a la seguridad vial, y que haremos llegar a todos los distritos de la ciudad”, señaló Campos, quien reconoció, no obstante, que le gustaría disponer de partidas más amplias que permitieran realizar una Operación Asfalto de más envergadura y con más beneficios para los zaragozanos.

Los trabajos, que se realizarán en el mes de agosto, incluyen el fresado de los viales, que supone la retirada de una capa de rodadura de 5cm de espesor, de manera que se eliminan las fisuras o los descarnamientos de la superficie antes de aplicar la nueva capa de asfalto. La intervención también lleva aparejada la adaptación de las tapas de registro que se hayan visto afectadas por el asfaltado para que queden a ras y el pintado de la señalización horizontal que sea precisa.

La Operación Asfalto es una intervención tradicional que se realiza en el verano y que se distingue por concentrar en poco tiempo un número destacado de calles. Sin embargo, los trabajos en las calles de la ciudad son constantes a lo largo de todo el año. Los equipos de Conservación de Infraestructuras llegaron a casi mil calles de la ciudad durante el año pasado, con 500 intervenciones en las aceras y 446 en los viales.

Ninguna de estas mejoras supuso una renovación integral de las calles, ya que se trata de trabajos para los que no se pueden disponer nuevas inversiones mientras dure la obligación de rebajar la deuda, impuesta por el Gobierno Central. No obstante, todos los trabajos se orientan al mantenimiento de la escena urbana, que es “otra manera de hacer ciudad y una manera responsable de rentabilizar las inversiones y las mejoras que se han hecho en otros momentos”, insistió Campos.