Urbanismo busca soluciones para ampliar y legalizar la Feria de Muestras sin aumentar su superficie

El Consejo de Gerencia de Urbanismo que se celebra el lunes, 22 de julio, tratará de buscar garantías para que la Feria de Muestras pueda ampliar y legalizar las instalaciones que tiene en la carretera de Madrid, una solución que iría de la mano de una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana para considerar los suelos que ocupa la feria (aproximadamente 350.000 m2) como suelo urbano.

La Gerencia requerirá el pronunciamiento de sus miembros antes de impulsar la modificación del Plan. De progresar esta iniciativa, la Feria no ampliaría la superficie disponible, pero sí podría ampliar su edificabilidad a la vez que legalizaría aquellas construcciones que exceden lo permitido por la calificación actual de los suelos, que figuran como no urbanizables.

Este punto del orden día de la Gerencia representa una solución inmediata para las demandas de espacio de la Feria que podría hacerse de manera ágil y sin implicar la recalificación del triángulo del entorno, y sobre todo dando vías de oxígeno a la institución ferial para mantener su estatus internacional.

La Gerencia también requerirá parecer para dejar sin efecto una modificación de Plan para ampliar la calle La Palma, tras el edificio de Pontoneros, ya que aunque el planeamiento contempla el ensanchamiento de este vial peatonal que oscila entre los 3 y los 5 metros, los vecinos de la Asociación Zaragoza Casco Viejo han solicitado no alterar las condiciones de esta calle, ya que consideran que la ampliación no alterará ni la movilidad, ni la funcionalidad ni los accesos.

De la misma manera se somete a la consideración de los miembros de la Gerencia otra petición de modificación de plan relativa a los terrenos que ocupa el colegio Liceo Europa. Se trata de unas instalaciones docentes que funcionan con todas las autorizaciones en regla y que está dentro de un ámbito de suelo urbanizable, pero que hasta que no lo desarrollen los particulares mantiene el tratamiento de suelo no urbanizable. Esta circunstancia impide al colegio ampliar sus dependencias para dar servicio a sus alumnos. Una modificación que reconociera ya la calificación de urbanizables a los suelos permitiría al Liceo llevar adelante sus iniciativas , manteniéndose como un equipamiento docente privado y sin menoscabo de las cesiones que deberá realizar al Ayuntamiento cuando se desarrolle el sector, según lo estipulado por ley.

Aparcamiento subterráneo

De la misma manera, la Gerencia incorpora en su orden del día la aprobación con carácter inicial de la modificación aislada 104 del PGOU que permite la disociación de la propiedad del suelo de la del subsuelo al objeto de facilitar la construcción de un estacionamiento subterráneo en la calle Moret.

Este nuevo modelo, demandado con carácter general por CHA, se aplica a este emplazamiento que ya salió a concurso y no contó con ofertas que lo hicieran viable. El Ayuntamiento entiende que poder enajenar el subsuelo para realizar un aparcamiento en vez de ceder el derecho de uso, como se hace hasta ahora, puede animar a la iniciativa privada a llevar a cabo este tipo de equipamientos. En cualquier caso, la disociación de la propiedad entre la superficie y el subsuelo no se aplicará a todos los supuestos con carácter general.

También se llevará a aprobación inicial el cambio de calificación de dos parcelas de equipamientos, el antiguo cuartel de la Policía de Barrio en el barrio de Torrero, ubicado en avenida América, y el que fuera antiguo Conservatorio de Música en la calle San Miguel, 32. Los dos están en desuso y sin características para volver a albergar una función similar. Por eso, se modifican las parcelas para que tengan la misma calificación que las manzanas en las que están enclavados, de manera que se permita el uso residencial. No obstante, aún teniendo ese tratamiento, sería compatible un uso de equipamiento público si las circunstancias lo hicieran aconsejable.

La Gerencia también verá en la sesión del próximo lunes la aprobación inicial de la modificación aislada 106 del PGOU, que permite a un suelo asistencial del Gobierno de Aragón, adyacente al colegio Elíseo Godoy y a la Escuela Infantil Juan Ramón Jiménez, pasar a ser de uso docente a fin de completar las instalaciones escolares. El Gobierno de Aragón solicitó al Ayuntamiento de Zaragoza una modificación de oficio para poner orden en el entorno del colegio, sobre todo, porque no hay perspectiva de que la parcela asistencial se desarrolle como tal.

Urbanización del 38/4

De la misma manera Urbanismo aprobará con carácter inicial una modificación del plan en los terrenos del 38/ 4, donde de ubicó el nuevo campo de fútbol, con el fin de ejecutar una sentencia que dio la razón al Ayuntamiento de Zaragoza en la calificación de los terrenos como urbanizables, reconociendo por tanto las obligaciones de algunos propietarios menores del ámbito que defendieron ante los tribunales la condición de urbanos de los suelos y la inexistencia del deber de realizar cesiones o pagos para la nueva urbanización del sector.

La sentencia da la razón a las tesis del consistorio, aunque le obliga a modificar el PGOU para que este texto recoja las decisiones que de cara a la futura urbanización del ámbito se han tomado ya en el plan parcial.

Así, se obliga a que se recoja expresamente en el PGOU la necesidad de desaguar la pluviales en el escorredero del canal en vez de en el de Fillas, que figuraba inicialmente. El Plan Parcial cambió de conducción por considerar que era de mayor diámetro y por unir las aguas a los excedentes que llegaría de Parque Venecia. También deberá recoger los ámbitos que soportarán la cesión de suelos a los que está obligada la propiedad y que no serán los de los pinares de Venecia, como se indicó en el plan general, por haber sido ya obtenidos en otras cesiones. Por último se obliga al Ayuntamiento a señalar expresamente en el PGOU que dentro del 38/4 se podrán mezclar los usos de terciario y vivienda, no quedando sujetos a la disposición del plan que los ordenaba a izquierda y derecha de una banda verde.

LUA

Finalmente, la Gerencia solicitará al Gobierno de Aragón que el Ejecutivo homologue al Ayuntamiento de Zaragoza, tal y como recoge la nueva Ley Urbanística de Aragón, para que el consistorio siga teniendo autonomía para tramitar los planes parciales o especiales,como viene haciendo hasta la fecha.

De hecho, el Ayuntamiento tiene autonomía para redactar y aprobar estos documentos de planeamiento, que siempre remite al Gobierno de Aragón, quien emite informes preceptivos y no vinculantes.

La nueva LUA, que entrará en vigor el próximo 6 de agosto, otorga también a los informes del Gobierno el carácter vinculante de los mismos, restando autonomía a los entes locales, aunque planea excepciones para aquellas administraciones locales suficientemente capacitadas en función de sus medios humanos.