El Gobierno aprueba el proyecto de ordenanza para la protección, tenencia y venta de animales

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado esta mañana este proyecto de ordenanza para la protección, tenencia y venta de animales en la ciudad, que debe ser aprobado inicialmente por pleno y pasar a exposición pública para recibir alegaciones.

Con esta Ordenanza se pretende adaptar la normativa municipal a la evolución del marco legal que tanto a nivel internacional como interno se viene produciendo desde hace varios años, así como al cambio social y de sensibilidad que se ha producido en la ciudadanía con respecto al trato y condiciones de vida de los animales y a la defensa del medio ambiente en general.

En su contenido se ha buscado la integración de la normativa más actual en materia de protección y tenencia de animales, de manera que sirva referencia para todos sus destinatarios, promoviendo la tolerancia y el respeto.

Nace del consenso tanto de las asociaciones representadas en el Consejo Sectorial de Protección Animal Municipal, como de las entidades representadas en el Pleno del Consejo de la Ciudad. También de la propia voluntad del Pleno municipal manifestada a través de la moción aprobada el 26 de marzo de 2012, en la que entre otras cuestiones instaba a la instauración de medidas para fomentar la adopción de animales y el sacrificio “cero”.

Como aspectos más destacables en la ordenanza:

a) Se prohíbe y persigue de manera general y taxativa cualquier maltrato animal, concretándose mediante la descripción detallada de prohibiciones expresas como el hacer filmaciones de manera denigrante, su uso en peleas o en atracciones mecánicas que limitan gravemente su movilidad, su exhibición con fines lucrativos o su venta o intercambio en la vía pública.

b) Se asegura y exige un entorno de condiciones adecuadas de vida, de atención, higiénico sanitarias y de seguridad para los animales, conforme con las distintas especies.

c) Se regula y controla que la venta y el tráfico de animales se haga con todas las garantías que deben observarse en las transacciones (lugar, documentación, estado sanitario…)

d) También se prevén medidas encaminadas a no perturbar la buena convivencia y la tranquilidad ciudadanas buscando un equilibrio entre los derechos de las personas y el respeto a los animales.

e) En aspectos organizativos, se regula el protocolo de funcionamiento y recogida de animales abandonados por parte el Centro de protección animal, que se constituye como lugar de referencia para hacer efectivos algunos de los más importantes objetivos que se persiguen con la nueva Ordenanza.

f) La ordenanza establece un catálogo de sanciones, atendiendo a lo ya dispuesto en la normativa de carácter superior existente y en la que están recogidas conductas que se consideran transgresora en materia de protección de los animales. En este ámbito, la Ordenanza ha tipificado una serie de infracciones que pueden afectar a lo que es su campo de actuación, fundamentalmente la garantía de la convivencia, la seguridad y la salubridad en el municipio.

g) Se quiere, finalmente, sensibilizar a la población sobre cuáles deben ser las obligaciones, responsabilidades y comportamientos cívicos que en relación con los animales y sus condiciones de vida han de ayudar a una mejor relación de las personas con los propios animales y con el entorno.

Ordenanza de Actividades Publicitarias

En su reunión de esta mañana, el Gobierno ha aprobado el proyecto de modificación de ordenanza de actividades publicitarias en el ámbito urbano.

Se ha aprobado un texto inicial para la futura nueva Ordenanza Municipal Reguladora de Instalaciones y Actividades Publicitarias. El proceso de renovación de la actual Ordenanza, que data del año 2000, fue aprobado en el Pleno del pasado 21 de diciembre. Como es habitual en este tipo de normativas, el texto inicia ahora el recorrido administrativo previsto hasta su aprobación definitiva.

La Ordenanza regula las condiciones a las que deben someterse las instalaciones y actividades publicitarias en el dominio público municipal. Básicamente regula tres tipos de instalaciones o actividades publicitarias:

Rótulos o elementos que sirven para la identificación de actividades ejercidas en locales.

Carteleras, vallas, grandes rótulos luminosos etcétera que conllevan una explotación comercial de la publicidad y que estén situados en suelo privado.

Publicidad en mobiliario urbano, autorizaciones en vía pública, etcétera sobre dominio público.

Entre las novedades que se introducen, acordes con la regulación que se está haciendo en todas las grandes ciudades en sus ordenanzas más recientes, figura un control del número de elementos previstos en cada uno de los tres apartados anteriores, con el objetivo de mitigar el impacto visual negativo que, en algunos puntos, tiene la acumulación de éstos.

También se amplía la protección sobre el Casco Histórico, atendiendo a las normas urbanísticas del Plan General. Quedará expresamente prohibida la publicidad sonora y sobre vehículos y se incorporan dos nuevos capítulos, referidos a la actividad en dominio público y las nuevas tecnologías.