El Cementerio de Torrero inaugura la ruta de Personas Ilustres

El cementerio de Torrero acaba de poner en funcionamiento la Ruta de Personas Ilustres, que ha seleccionado y documentado el Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza Carlos Forcadell, y que describe a través de 31 hitos ubicados en su mayor parte en la zona antigua de la necrópolis, la historia, la cultura y la vida social de Zaragoza desde el siglo pasado. La ruta de Personas Ilustres pone en valor la riqueza patrimonial del recinto funerario y complementa una labor similar que ya desarrolla la Ruta de Arte Funerario y la denominada, El Cementerio, un lugar de Memoria. Las tres dan a conocer la gran fuerza simbólica del camposanto y lo abren a la ciudadanía con una perspectiva diferente.

La ruta está formada por 31 puntos de interés, que se localizan en la parte antigua del cementerio, excepto los de Julio Monreal Ximénez de Embún y Jerónimo Borao y Clemente, que se encuentran en la cuarta ampliación del cementerio, junto al Complejo Funerario. Se trata de una muestra representativa desde la inauguración del cementerio hasta nuestros días, como comenta el Consejero de Urbanismo, Infraestructuras, Equipamientos y Vivienda, Carlos Pérez Anadón

(1) José de Yarza Echenique; (2) Antonio Mompeón Motos; (3) Marceliano Isábal Bada; (4) Bernardo Aladrén Monterde; (5) Demetrio Galán Bergüa; (6) Alberto Casañal Shackery; (7) Mariano Barbasán; (8) Matías Pastor Sancho; (9) Venancio Sarría Simón; (10) Ricardo Magdalena Tabuenca; (11) Cosme Blasco y Val; ( 12) Miguel Burro Fleta; (13) Mariano de Cavia y Lac; (14) Juan Bruil y Olliarburu; (15) Juan Moneva y Puyol; (16) Pilar Bayona López de Ansó; (17) José Camón Aznar; (18) Andrés Giménez Soler; (19) Joaquín Costa Martínez; (20) Mariano Baselga Ramírez; (21) José Oto Royo; (22) Agustín Alcaide Ibieca; (23) Desiderio de la Escosura; (24) Manuel Lasala Ximénez de Bailo; (25) Miguel Salamero Buesa; (26) Miguel Alejos Burriel; (27) Jorge Jordana Mompeón; (28) Basilio Paraíso Lasús; (29) Miguel Sancho Izquierdo; (30) Julio Monreal y Ximénez de Embún; (31) Jerónimo Borao y Clemente.

La elección de los nombres de la ruta se ha realizado tratando de destacar personalidades de innegable prestigio, tanto en la época en la que les tocó vivir ( siglos XIX y XX), como posteriormente, en el recuerdo y en los símbolos de la ciudad. Así lo explica el Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza, Carlos Forcadell.

Se ha prestado atención a los héroes de Los Sitios, a la generación liberal y romántica de la primera mitad del siglo, a las élites urbanas de la sociedad conservadora de la década de finales del XIX, a los dirigentes sociales y políticos republicanos, al ámbito socialista y al conservador, a los profesionales del periodismo, de la arquitectura, a los historiadores, folkloristas, pintores, cantantes y a los políticos de proyección nacional, intentado abarcar todos los aspectos que aportan datos sobre la identidad de nuestra ciudad.

La composición de la ruta ha tenido presente la necesidad de diseñar un recorrido espacial lógico dentro del cementerio antiguo y de una dimensión limitada, de manera que permita su realización a pie (se calcula que la duración del trayecto es de 1,30 horas).

Así, la ruta arranca en la plaza de la Paz, junto a la entrada al cementerio viejo y continua por el andador 1, el andador A, el de Costa, el de la Fosa Común, el 26, el D, para terminar un poco más adelante del cementerio alemán. Además, fuera de la parte antigua, la ruta tiene dos hitos más en la cuarta ampliación, junto al Complejo Funerario y al pabellón de Personas Ilustres.

De los 31 puntos de atención que se han seleccionado, 10 de ellos disponen de un titular-familiar que se encarga del cuidado y de la renovación de bien funerario. Todas las familias han acogido con interés la iniciativa municipal y han colaborado con las tareas de mantenimiento y restauración.

El Catedrático de Historia Contemporánea Carlos Forcadell se ha encargado de la selección de las personas representativas que componen la ruta, de documentar sus biografías y de localizar los enterramientos con ayuda de los libros de actas que obran en poder del Cementerio y del localizador que se puede utilizar desde la página web municipal (www.zaragoza.es).

Todo este material queda registrado en unas fichas de contenido breve que permiten manejarse por la ruta. Además, se ha editado en formato electrónico y en papel un folleto en inglés y español y un libro que recoge con más detalle las referencias de cada elemento de la ruta (se pueden descargar en la web).

Recorrido coherente

Junto al trabajo histórico, y para dar coherencia al trayecto de la ruta, ha sido preciso realizar el traslado de las tumbas de cuatro personas ilustres, en concreto, las de Desiderio Escosura, Agustín Alcaide Ibieca, Manuel Lasala Ximénez de Bailo y Ricardo Magdalena, que ha asumido el Ayuntamiento de Zaragoza. Sólo en uno de los casos, en el enterramiento del arquitecto José de Yarza Echenique, que es el primero de esta tercera ruta, se da la circunstancia de que es un hito homenaje, ya que no cobija los restos de este funcionario municipal, asesinado en 1920.

En la preparación del recorrido cultural, también se ha atendido la limpieza de cada unidad funeraria y el estado de las lápidas. Las brigadas de canteros del Ayuntamiento han podido mantener la de Desiderio Escosura, y han renovado las que estaban en las tumbas de Agustín Alcaide (la original ha sido protegida y conservada debido avanzado estado de deterioro), Manuel Lasala y Miguel Salamero, héroe de Los Sitios, que carecía de este elemento identificador. También la Escuela Taller de Cerámica de Muel ha colaborado, como en el caso de la restauración parcial de la lápida de Miguel Alejos Burriel, realizada en el siglo XIX.

Toda la acción recuperadora de estos enterramientos de personas ilustres se apoya además en la señalítica y en los planos orientativos que dan a conocer esta ruta y la memoria de las personas destacadas. Así, junto a cada tumba se ha colocado un soporte con una leyenda que aporta datos sobre el fallecido. Estos carteles que identifican la tercera ruta del cementerio incorporan además un código QR, que permite acceder a más información a través de un smartphone o una tableta, ya sea con la lectura de la información o la conexión con otros links. La posibilidad de que esta información sea audible aporta más posibilidades a las personas con déficits visuales.

Tanto los carteles, como los códigos QR brindan una gran autonomía a los ciudadanos interesados en realizar el recorrido, como a grupos más amplios.

La ruta se identifica con una orla roja que circunda cada uno de los carteles, (al igual que el azul se corresponde con la ruta de arte funerario y el verde con la de la Memoria), aunque hay algún hito que está incluido en dos rutas (de la de arte funerario y la de personas ilustres), como ocurre en los casos de Joaquín Costa, Juan Bruil y Miguel Burro Fleta. En estos casos, cada orla de color enmarca los textos propios de cada una de las perspectivas que se dan a conocer en las rutas.

Las tres rutas culturales que ha diseñado el Ayuntamiento de Zaragoza en el cementerio (Arte Funerario, muestra de la producción artística desde comienzos del último tercio del siglo XIX has nuestros días, con 26 hitos y la titulada Un lugar de Memoria, compuesta por seis puntos que desde el respeto y la recuperación de la memoria recuerdan los años de la guerra civil y de la posterior y prolongada postguerra) tratan de sacar a la luz la riqueza del patrimonio cultural, social, histórico y artístico que se aloja en el cementerio de Torrero, que fue inaugurado en 1834.

Esta iniciativa que se ha vinculado al desarrollo del Plan Director del Cementerio de Torrero rescata la fuerza simbólica del cementerio y trata de ponerlo en valor, igual que otras ciudades elevan sus camposantos a la categoría de museos o de espacios de interés para ser visitado por los ciudadanos con perspectivas diferentes a las que concita el servicio público que se presta en los mismos. El responsable intelectual de la ruta, Carlos Forcadell, alude en la introducción del libro que recoge la identidades de los personajes ilustres a las ciudades que los tienen incorporados como patrimonio principal, como el Pére Lachaise de París; el cementerio judío de Praga; el Highgate londinense…. y alude a la Ruta Europea de Cementerios del Consejo de Europa , que está compuesta por 52 necrópolis, 52 lugares de memoria , en 16 países europeos.