Las lluvias de primavera provocan la presencia de abundante vegetación en los Galachos de Juslibol

La abundante lluvia caída en los meses de invierno y primavera ha provocado una gran explosión de las zonas vegetales en los Galachos de Juslibol. En todas las zonas de arbolado y presencia vegetal se ha notado un incremento del tamaño de las especies con respecto a lo habitual en esta época en años anteriores. Por ese motivo, en algunos puntos, la vegetación sobresale a los caminos y vías de paso.

El consejero de Medio Ambiente, Jerónimo Blasco, ha explicado que “este año es extraordinario por las abundantes lluvias y esa gran humedad ha provocado que la vegetación sea más copiosa y frondosa en otras ocasiones”. Blasco ha añadido que “los senderos no están invadidos por la maleza, tal y como apunta el grupo municipal del PP, sino que, simplemente, en algunos puntos asoman ramas a la zona de los senderos por el vigor que han conseguido este año por las lluvias algunas especies”. Por este motivo, y dado que el sendero central del Galacho de Juslibol es el que más afectado por la presencia de ramas que brotan de los árboles y arbustos cercanos, la próxima semana comenzarán unas obras de poda que llevarán a cabo que llevarán a cabo los trabajadores de una empresa de inserción social. “Será una poda ligera, para no atacar la frondosidad de la vegetación”, ha explicado Blasco, quien ha apuntado que “se puede pasar perfectamente andando y con bicis”.

El consejero de Medio Ambiente también ha aprovechado para explicar que el edificio del antiguo transformador sirve de refugio a murciélagos y una jineta “por lo que cumple una función clara de protección para algunas especies animales del Galacho”. Estas declaraciones las ha realizado frente a las críticas del grupo del Partido Popular que acusaba a esos edificios de impacto paisajístico.