Policía de Zaragoza participa en una campaña de control de la velocidad con la DGT

La Policía de Zaragoza se sumará nuevamente, entre el 19 y el 25 de agosto, a una campaña especial de control de la velocidad, que busca el establecimiento de buenas prácticas en la conducción y la eliminación de riesgos de accidente.

Ya se realizó una vigilancia similar en el mes de abril, que dio como resultado el control en Zaragoza de 31.964 vehículos, la tramitación de 369 denuncias (1,15%) por exceso de velocidad y tres aplicaciones del código penal al hallar a tres conductores que superaron en 60Km/h el límite establecido para el vial por el que circulaban.

El periodo festivo en buena parte de las localidades aragonesas, que incrementa los desplazamientos en las vías interurbanas, y el descenso considerable de tráfico en las ciudades, que anima a algunos conductores a pisar el acelerador, justifica esta nueva campaña que se desarrollará la próxima semana y que puede contar con controles en cualquier punto de la capital aragonesa.

Los datos de la DGT ponen de manifiesto que la velocidad inadecuada estuvo presente en el 12% de los accidentes con víctimas que se produjeron a lo largo de 2011 en todo el país; este porcentaje se elevó al 19% en la siniestralidad registrada en las vías interurbanas. Asimismo, la Dirección General de Tráfico alude a los atropellos, como a un accidente típicamente urbano, que el exceso de velocidad convierte en letal para la víctima. De hecho, y según los estudios de la Organización Mundial de la Salud, un peatón arrollado a 50 km/h tiene un 80% de riesgo de morir. Si el móvil circula a 30km/h, el riesgo disminuye un 10%, pero si en el desplazamiento se llega a los 80 km/h, las posibilidades de muerte del peatón son prácticamente del 100%.

Resultados

En Zaragoza el trabajo que se realiza desde hace un década para reducir la siniestralidad da sus frutos. El año pasado los delitos registrados en la ciudad por realizar una conducción con exceso de velocidad fueron 18 (2% del total), que no provocaron accidentes y que suponen una disminución del 5% respecto a los datos del quinquenio. La vigilancia policial, las campañas informativas, la implantación de radares y la conversión de muchas calles en viales pacificados están en la base de estos datos.

En la parte punitiva, las infracciones por exceso de velocidad se tipifican como graves o muy graves en la Ley de Seguridad Vial y en el Reglamento General de Circulación que pueden sancionarse con multas de 90 a 600 euros. Además, el artículo 379 del Código Penal establece que si se detecta una conducción superior en 60km/h a la establecida como límite en una vía urbana, o en 80 Km/h en las interurbanas, el infractor tendrá penas de prisión de 3 a 6 meses, o multa de 6 a 12 meses y trabajos en favor de la comunidad de 31 a 90 días y en cualquier caso se le privará del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 4 años.

Respecto a la Ley del permiso por puntos se contempla la pérdida de entre 2 y 6 puntos por esta infracción, dependiendo del exceso de velocidad cometido.