La Loteta Sports asumirá de forma temporal la gestión y explotación del Canal de Aguas Bravas

La empresa concesionaria titular, Murillo Rafting, se encuentra en proceso de liquidación, por lo que la autoridad judicial designada para conducir el proceso ha cedido la concesión en régimen de alquiler, garantizando así la continuidad de la actividad en el Canal desde este mismo fin de semana.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha iniciado ya los trámites administrativos pertinentes para convocar un nuevo concurso público.

La empresa La Loteta Sports, con base en el embalse del mismo nombre y especializada en deportes de aventura y agua, ha firmado hoy el contrato temporal por el que se le autoriza la gestión y explotación del Canal de Aguas Bravas del Parque del Agua de Zaragoza. Se trata de una solución temporal que solventa el vacío generado por el proceso de liquidación empresarial en el que se encuentra la empresa concesionaria titular, Murillo Rafting SL, que le impide asumir la gestión de esta infraestructura.

La Loteta Sports se encargará de forma inmediata y hasta el próximo 30 de octubre de la explotación del Canal de Aguas Bravas. Ese día expirará la cesión temporal de la concesión acordada con el liquidador judicial asignado al caso. Está previsto que este mismo fin de semana vuelva la actividad al Canal, así como la prestación del resto de servicios que venía ofreciendo el anterior concesionario en los últimos años.

Todas las reservas confirmadas con anterioridad a este cambio de concesionario se realizarán en las mismas condiciones contratadas y se garantiza el normal funcionamiento de la infraestructura. Asimismo, los clubes de piraguismo podrán continuar tomando parte en las mismas actividades e incluso no se descarta ampliarlas.

Nueva concesión

El Ayuntamiento de Zaragoza, por su parte, ya ha iniciado los trámites administrativos y jurídicos pertinentes para la convocatoria de un nuevo concurso público que permita la adjudicación de una nueva concesión de la infrestructura para que, una vez completado este periodo temporal de gestión, un nuevo concesionario pueda llevar a cabo la gestión y explotación de forma estable.