Ecociudad Zaragoza ha suscrito hoy un crédito a corto plazo con el Banco de Santander por valor de 5,5 millones de euros

La sociedad municipal Ecociudad Zaragoza ha suscrito hoy un crédito de 5,5 millones de euros con el Banco de Santander, que le permitirá pagar de inmediato las deudas municipales que asumió en el momento de su constitución y que se corresponden con los pagos aplazados de la depuradora de La Cartuja.

La suscripción del crédito se ha llevado a cabo después de que la Ecociudad haya dispuesto del visto bueno de su Consejo de Administración y del Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza (sesión de 27 de febrero) y tras optar por la mejor oferta. La cuenta de crédito tiene un límite cuantitativo de 5,5 millones de euros y el tipo de interés que se le aplica es de Euribor + 2,08.

La cuenta suscrita tiene un plazo de vencimiento de un año, no obstante, la intención de la Ecociudad es la de cancelar este crédito de manera inmediata, en cuanto se formalice un segundo préstamo a largo plazo por valor de 20 millones, que servirá para financiar las deudas contraídas con el Ayuntamiento de Zaragoza (en las que se incluyen los pagos por la prestación del servicio de la depuradora en 2011 y 2012).

Este segundo crédito, que ya se está negociando, permitirá además resolver el fondo de maniobra negativo que se presentó en la liquidación de las cuentas de la Ecociudad Zaragoza de 2013.

La sociedad municipal 100%, Ecociudad Zaragoza, asumió las deudas que tenía reconocidas el Ayuntamiento de Zaragoza respecto de la depuradora de La Cartuja, que ascendían a 18,8 millones de euros, ya que se convertía en la gestora de los servicios de saneamiento y depuración de la ciudad de Zaragoza.

Como en el momento de la puesta en funcionamiento de la sociedad, Ecociudad aún no tenía capacidad inmediata de recibir ingresos por la prestación de sus servicios, el Ayuntamiento le cedió 12 millones con los que abonó una parte de la deuda de la depuradora, a la que también destinó otras cuantías con cargo a su propia tesorería. Ahora con la generación del crédito a corto plazo salda los débitos con UTEDEZA y sienta las bases para afrontar las devoluciones pertinentes al Ayuntamiento de Zaragoza.