Comienzan los trabajos de reparación en una tubería de abastecimiento en la calle Privilegio de la Unión

Mañana, viernes 11 de abril, se van a iniciar las obras de reparación de una fuga de agua que se ha detectado en la calle Privilegio de la Unión en el tramo comprendido entre la calle Juana de Ibarbourou y Mariano Adam.

Para proceder a la reparación de la red, las Brigadas de Conservación descubrirán una tubería de 150mm de diámetro de fibrocemento en la calle Privilegio de la Unión. Los trabajos obligarán a cortar la calle al tráfico en el tramo ya indicado. No obstante, se trabajará con el objetivo de terminar los trabajos antes de los días festivos de Semana Santa.

Por otra parte, esta semana se trabaja en la mejora del drenaje de la calle Ariza, junto al colegio de Atades. Con este fin se están colocando varios sumideros que deberán impedir la formación de encharcamientos y el consiguiente problema para la movilidad en la zona.

Finalmente, hoy han comenzado las obras de mejora de la accesibilidad peatonal en la calle San Pedro Arbués, entre las calles de Moncayo y Joaquín Orús. La intervención supone la pavimentación de la calzada, que se encuentra al mismo nivel que las aceras, con acabado de hormigón. La intención última es la peatonalización de este tramo de la calle, que tiene las aceras muy estrechas, y cuenta con una escuela infantil.

El nuevo depósito de Los Leones ya está en funcionamiento y garantiza el abastecimiento en la zona norte

El nuevo depósito de Los Leones, un edificio monolítico y compacto, que integra también las bombas de impulsión, funciona ya, elevando el agua hasta el depósito de la Academia General Militar, desde donde se distribuye a San Gregorio, San Juan de Mozarrifar, Juslibol, las dependencias militares y otros enclaves de la carretera de Huesca. Esta obra, de 3,6 millones de euros, que ha contado con fondos europeos (Programa Operativo Fondos de Cohesión FEDER 2007-2013), ha permitido levantar una nueva infraestructura que sustituye a la puesta en servicio, en esa misma zona, en los años 60 del siglo pasado, que estaba notablemente afectada por una dolina muy activa. De la misma manera, se han instalado casi 4 kilómetros de tuberías en el subsuelo que logran nuevas garantías para el abastecimiento del norte de la ciudad.

Esta obra demuestra que pese a la crisis el Ayuntamiento sigue trabajando por mejorar la ciudad. Así lo expresa el Consejero de Urbanismo, Infraestructuras, Equipamientos y Vivienda, Carlos Pérez Anadón

El agua de boca llega a la zona norte de la ciudad desde los depósitos de Casablanca, pero a la altura del de Los Leones, situado junto a la carretera de Huesca, debe impulsarse con equipos de presión hasta los depósitos de Academia General Militar (23.000 m3 de capacidad) para salvar la diferencia de cota de los barrios del norte. Por eso, esta infraestructura es clave para el abastecimiento de una parte de los vecinos de la capital aragonesa.

Sin embargo, los depósitos de Los Leones, que entraron en funcionamiento en la década de los 60 del siglo pasado, han sufrido desde su entrada en funcionamiento severos hundimientos, que se han sucedido hasta 2005, cuando se produjo un asentamiento que dejó fuera de servicio un vaso y con filtraciones el segundo de ellos.

La solución técnica no se decantó por un emplazamiento diferente, ya que toda la zona está constituida por suelos calizos, afectados por disoluciones en profundidad que generan oquedades, pero sí obligó a redactar un proyecto menos convencional.

La nueva infraestructura hidráulica está más pensada para el bombeo y la circulación de caudales que para el almacenamiento. Así, se ha concebido un único edificio monolítico que incorpora elementos que impiden el desplazamiento o la deformación del mismo, de manera que los efectos de la dolina no supongan roturas del mismo. Así lo explica Lola Campos, Concejala de Infraestructuras y Ciclo Integral del Agua

IMG_6937

Equipamientos superpuestos 

El nuevo depósito es de hormigón armado, con una superficie en planta de 17,60 x 18,10 metros y 5 metros de profundidad. El depósito es doble porque hay un muro intermedio que lo divide en dos recintos, de manera que aunque funciona como una unidad, se puede individualizar en caso de avería. Sobre esta construcción se apoya el edificio de equipos, donde se alojan cuatro bombas de impulsión de 2.400 kilos cada una. Esta nave tiene una altura de 8,40 metros e incorpora un puente grúa, necesario para el montaje (o eventual desmontaje, ante una contingencia) de los equipos, además de las oficinas, los vestuarios y la sala de cloración, convenientemente aislada por una mampara.

Los equipos de bombeo (132 kw) penetran hasta la solera del depósito y tienen capacidad para elevar un caudal de 125 litros por segundo a 62,5 metros de altura. Estas máquinas de fabricación española y de última generación garantizan la máxima eficiencia, además de automatizar todas las operaciones, de manera que desde la potabilizadora de Casablanca se puede conocer cualquier anomalía o variación y solventarlo al instante.

La construcción de este nuevo edificio de depósito y estación de bombeo ha conllevado además el saneamiento del terreno y la sustitución de los limos existentes por hormigón. De esta manera, el tratamiento del suelo y la nueva concepción del edificio han evitado una cimentación demasiado profunda.

Pero si importante es este edificio, donde desde septiembre se han ido ajustando los procesos, no menos determinante es la red de nuevas tuberías que se ha modernizado con esta intervención. Así, se ha instalado 3,8 kilómetros de nuevas conducciones (1.050 metros de tubería de impulsión de 500 mm de diámetro, de fundición dúctil; 1.700 metros de de tubería de suministro de 600 mm de diámetro, de fundición dúctil; 1.115 metros de tuberías de drenaje de hormigón de 500 mm de diámetro y de 1.500 mm – estas últimas incluyen el desagüe del depósito superior y la renovación de 115 metros de colector de la zona norte).

Las nuevas conducciones se han completado con un drenaje alrededor del depósito, mediante una zanja filtrante de una profundidad de cinco metros, que evita posibles deterioros del suelo. De la misma manera, se ha procedido al entubado de un tramo de 150 metros de la acequia del Cascajo. La obra ha durado 14 meses y ha precisado el soterramiento de una línea eléctrica.

Además, se han realizado 39.000 m3 de excavación, se han utilizado 12.200 m3 de hormigón, se han renovado 35 válvulas y se han empleado 274 unidades de piezas especiales.

Hasta que no se hubo comprobado el correcto funcionamiento de la nueva infraestructura no se procedió a la demolición de los viejos equipos. Desde el mes de septiembre en que terminaron los trabajos de la nueva planta se ha avanzado realizando ajustes y abordando la urbanización del entorno del edificio.

Además del nuevo depósito de Los Leones, Zaragoza dispone de otras doce instalaciones similares, así como estaciones de cloración y puntos intermedios de cloración, repartidos por toda la ciudad, que permiten que los zaragozanos consumamos agua potable con todas las garantías en nuestros domicilios.

Comienzan las obras de renovación de un tramo de 70 metros de vertido en la calle Las Armas

El servicio de Conservación de Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza ha comenzado hoy, martes, 2 de julio de 2013, las obras de renovación de un amplio tramo del alcantarillado de la calle Las Armas, en el Casco Histórico de Zaragoza. Los trabajos, que deben realizarse a tres metros de profundidad, implicarán también la actualización de la red de abastecimiento y la mejora del pavimento de esta calle de tráfico restringido. La actuación tiene un plazo de ejecución de dos meses.

Los trabajos van a afectar a un tramo de la red de vertido de 70 metros de longitud, que se corresponden con el sector delimitado entre los números 121 y 146 de la calle Las Armas.

La intervención que se desarrolla desde hoy mismo es compleja sobre todo porque obliga a trabajar a tres metros de profundidad en una calle que es muy estrecha y que tiene casas dotadas de bodegas en el subsuelo. Los operarios instalarán, en primer lugar, tuberías de abastecimiento provisionales para poder llegar hasta la red de vertido, que se encuentra por debajo de aquella, y cambiar las conducciones deterioradas por tuberías de PVC de 250 mm. El plan de trabajo se organiza realizando la zanja por fases, de manera que la obra genere las menores afecciones a los vecinos. Así, a medida que se cambie un tramo de tubería se procederá cerrar la zanja y a abrir el siguiente sector.

Cuando termine la renovación de las redes se trabajará en el pavimento de la calle y se sustituirá el adoquinado por paños de hormigón coloreado, al igual que se está haciendo en otras calles del Casco Histórico, ya que esta solución es más duradera y de más fácil mantenimiento.

La calle Las Armas tiene una anchura de 3,5 metros y es de circulación restringida. No obstante el adoquinado de la superficie acumulaba deterioros a causa del paso de los coches. Con el hormigón, los problemas de inestabilidad del piso desaparecerán.

Mejora del vertido en Luis Pasteur y del asfalto en Camino de las Torres

El Ayuntamiento de Zaragoza ha programado el inicio de unas obras de mejora de la red de vertido en la calle Luis Pasteur el próximo lunes, 20 de mayo, que tendrán un plazo de ejecución de un mes y medio.

Los trabajos tienen por objeto la sustitución del saneamiento deteriorado en la calle Luis Pasteur, entre Homero y el fondo de la calle. Esta modernización de la red supondrá también la renovación de la tubería de abastecimiento de agua de 150mm de diámetro, que se verá afectada en la realización de la zanja para renovar el saneamiento.

La obra tendrá afecciones para la movilidad, ya que se cortará al tráfico la intersección de Pasteur con Homero. Como alternativa, se invertirá el sentido de la circulación de la calle Guillermo Marconi, en el tramo Pasteur- Progreso Español, para dar salida al tráfico local de las calles Madre Barat, Marconi y Pasteur.

Estos trabajos, planteados por tramos, persiguen la renovación íntegra de la red de saneamiento para que funcione sin ningún tipo de contratiempo. Su ejecución no supone la restricción del servicio para ningún usuario.

Asfaltado del Camino de las Torres

Asimismo, el servicio de Conservación de Infraestructuras programa para el lunes y martes de la semana próxima, 20 y 21 de mayo, el fresado y asfaltado de las zonas deterioradas de la calzada de Camino de las Torres, en el tramo comprendido entre Francisco de Vitoria y plaza Schweitzer, en sentido paseo Sagasta.

La intervención se hará carril por carril para no plantear el cierre de esta arteria al tráfico y no forzar cambios en los hábitos de movilidad de los ciudadanos que utilizan este sector.

La avenida de Madrid en su confluencia con Vía Hispanidad puede reabrirse al tráfico esta tarde

Los trabajos de asfaltado en la confluencia de la avenida de Madrid con Vía Hispanidad se desarrollan desde esta mañana y ponen fin a la reparación que se ha realizado en la tubería arterial de abastecimiento de 1.000 mm de diámetro, que da servicio a todo el eje de la carretera de Logroño, hasta el barrio de Casetas. Los equipos técnicos confían en abrir el vial a la circulación hoy mismo si la lluvia no dificulta la extensión de la última capa de rodadura.

La restauración de la calzada se realiza con tres capas de asfalto, que se están aplicando a lo largo de la jornada para dejar este nudo de comunicaciones en perfecto estado de tránsito para la circulación rodada. La lluvia que ha caído sobre la capital aragonesa no ha impedido el desarrollo de estos trabajos, aunque se precisa el cese de las precipitaciones para poder incorporar la última capa, que es la que permitirá volver a abrir el vial a la circulación rodada. Después de la reposición del pavimento, y durante la próxima semana, se trabajará en en las aceras y en la zona ajardinada para dejar la escena urbana en perfectas condiciones.

_O3B9452

La tubería de Casetas dio signos de deterioro y las brigadas municipales trataron de localizar el punto en el que se concentraba el fallo. Inicialmente se trabajó desde la zona verde con el objetivo de evitar la invasión de la calzada, aunque finalmente hubo que afectar este espacio y cerrar los tres carriles de la avenida de Madrid en sentido salida de la ciudad, ya que ha sido preciso utilizar maquinaria pesada y profundizar cuatro metros para llegar hasta la conducción de abastecimiento. No obstante, se evitaron las afecciones a los buses urbanos.

“La reparación que se ha llevado a cabo es de gran importancia porque se ha salvado una afección de mayor importancia en una de las tuberías de gran diámetro de la ciudad que presta servicio a todo el eje de la carretera de Logroño”, dijo la Concejala de Infraestructuras y Ciclo Integral del Agua, Lola Campos, quien destacó “la labor discreta pero constante que se hace en las calles y en las infraestructuras de la ciudad y que consigue que el mantenimiento sea una de las acciones con más efectos positivos en el cuidado y en la imagen de la ciudad”.

Planificación de otros trabajos

Una vez que se han resuelto las necesidades de esta gran tubería, los equipos han iniciado ya la intervención en otra de las grandes conducciones de la ciudad, la tubería de Malpica, donde se van a instalar siete tubos de fundición dúctil para sustituir otros tantos tramos de hormigón armado de 1.000 mm de diámetro, por encontrarse muy deteriorada la chapa interna de estas infraestructuras a causa de la corrosión. La obra que realizarán los equipos municipales y que se localiza en la avenida de los Pirineos, no afectará ni a la movilidad ni al servicio de suministro de agua.

Asimismo, ayer finalizó en Vía Hispanidad la reparación de la conducción que da servicio a Oliver y Valdefierro. La próxima semana se repondrán los pavimentos y el ajardinamiento afectado con la obra.