20 Años rehabilitando fachadas y viviendas en el Casco Histórico

Hoy, día 30 de abril, hace veinte años que el Ayuntamiento de Zaragoza, a través del Área de Acción Social, puso en funcionamiento el Proyecto de Rehabilitación de fachadas y viviendas. Una iniciativa pública municipal, -enmarcada dentro del Plan Integral del Casco Histórico- con un modelo de gestión conjunta entre los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza y la Fundación Federico Ozanam, dirigida a frenar el deterioro urbanístico y la marginación social de los barrios de San Pablo y Magdalena.
Conmemorando estos 20 años de trabajo y coincidiendo con la entrega de diplomas a los 50 alumnos de la promoción 2013, el Consejero de Acción Social y Deportes, Roberto Fernández, acompañado por José Manuel Alonso, Concejal del PICH, y del Presidente de la Fundación Federico Ozanam, Enrique Santamaría, ha presentado, esta mañana, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, un informe realizado por los profesores de la Universidad de Zaragoza, Lourdes Casajus y Chabier Gimeno, componentes del Grupo de Estudios de la Sociedad del Riesgo.

Bajo el lema “Estudio sobre el impacto social del proyecto de rehabilitación de viviendas y fachadas”, el informe analiza el impacto social del proyecto a través de los cambios de convivencia comunitaria, la habitabilidad y la autonomía personal que ha producido este programa en los participantes y en los barrios afectados.

El informe se realiza en base a un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Zaragoza, la Fundación Federico Ozaman y la Universidad de Zaragoza, pero que no comporta aportación económica.

_O3B0869

Formar, ocupar y cohesión social

Mantener este programa con una trayectoria tan prolongada ha supuesto un importante esfuerzo económico por parte del Ayuntamiento que, a lo largo de estos años y con el apoyo unánime de diferentes grupos políticos, ha aportado al programa un total de 17.479.649 €; un esfuerzo económico que continua este año con una nueva partida de 1.100.000 euros.

En estos momento el Proyecto de Rehabilitación de fachadas y viviendas, con veinte años de existencia ininterrumpida, es uno de los programas sociolaborales con mayor desarrollo temporal y con la consecución de resultados realmente positivos en cuanto a formación, orientación y reinserción socio-laboral, así como por el impacto importante en la rehabilitación del entorno urbano.
Desde 1994, año en el que el proyecto comienza a funcionar, elprograma ha beneficiado a más de mil personas entre los que se encuentran parados de larga duración mayores de 45 años, jóvenes desempleados sin ninguna cualificación, personas sin recursos económicos y receptores del Ingreso Aragonés de Inserción; el programa también ha ayudado a minorías étnicas, personas con discapacidad física o psicológica o unidades familiares monoparentales residentes en el Casco Histórico.

Estos alumnos-trabajadores han tenido la oportunidad de formarse en el trabajo real de albañilería, pintura, fontanería y electricidad; accediendo a los conocimientos básicos de un oficio, con el apoyo de una orientación laboral y un seguimiento social, además de contar con acciones de educación familiar.

Con esta labor se ha avanzado de forma importante en:

  • Reforzar la cohesión social del distrito rompiendo la segregación espacial y la degradación del hábitat.
  • Modificar la percepción de las zonas más deprimidas.
  • Formar y ocupar a las personas más excluidas, posibilitando experiencia y cualificación profesional.
  • Mejorar las situaciones personales y sociales de los alumnos-trabajadores del proyecto dando cauces a su inserción social. (Se promueve un proceso global de los participantes incidiendo en todas las áreas de intervención social).
  • Incrementar la participación de los vecinos del Casco Histórico en su mejora, a la vez que se contribuye a su inserción laboral.

En cuanto al perfil de las personas que acceden a este programa hay que señalar que en los últimos años destaca, de forma significativa, el aumento progresivo del número de mujeres aunque en el pasado año el crecimiento se ha estancado. Este cambio puede ser debido, seguramente, al aumento del perfil de “hombre parado de larga duración” fruto de la crisis económica.

Durante el pasado año el número de mujeres participantes fue de 39 y 42 hombres, en edades comprendidas entre los 25 y 45 años.

   _O3B0878

Más de 300 intervenciones en el 2013

A lo largo del 2013 el Ayuntamiento, junto a la Fundación Federico Ozanam, ha llevado a cabo, en el marco del Programa de Rehabilitación de Fachadas y Viviendas,311 intervenciones, de ellas 95 han sido actuaciones en fachadas del Casco Histórico y 30 en patios y escaleras de edificios propiedad de Zaragoza Vivienda.

Además, se han realizado 108 intervenciones de fontanería, electricidad,pintura y albañilería en viviendas de personas sin recursos, seleccionadas por los Centros Municipales de Servicios Sociales, destacando la instalación de termos eléctricos y reformas integrales de baños, para sustituir bañera por duchas.

Y por último, se han realizado actuaciones en 14 instalaciones públicas y sociales del Casco Histórico destacando el trabajo desarrollado en lugares como I.E.S. Pedro de Luna, Colegio Carmen y San José, Colegio La Anunciata, Centro de Promoción de la Salud (Plaza Añón), Fundación La Caridad, Albergue Municipal, CPEPA Gómez Lafuente, Asociación de Mujeres María Moliner, Colegio Infantil “El Bosque”, CTL Cadeneta, Federación de Barrios, etc.

La Fundación Federico Ozanam colaborará con Zaragoza Redistribuye con la entrega de alimentos ecológicos

La Fundación ya ha suministrado a “ ZGZ Redistribuye” unos 6.000 kilos de productos ecológicos; estos productos han sido cultivados a partir de un proyecto de inserción y formación laboral, en el que trabajan seis personas que se encontraban en riesgo de exclusión.

El programa Redistribuye, que promueve el Ayuntamiento de Zaragoza a través del Área de Acción Social, con el objetivo de solucionar las carencias básicas alimentarias de las personas que lo necesiten, cuenta a partir de hoy con la colaboración de la Fundación Federico Ozanam.

La colaboración de “Federico Ozanam” se realiza en base al acuerdo suscrito por el Consejero de Acción Social, Roberto Fernández, y el representante de la Fundación Federico Ozanam, Enrique Santamaría Tosao. Con la firma del acuerdo la Fundación adhiere al programa Zaragoza Redistribuye y pasa a formar parte del Círculo de Donantes.

20131031_0145El Consejero de Acción Social junto con representantes de la Fundación Federico Ozanam, durante la firma del convenio.

Productos ecológicos

En estos momentos, en el marco del Plan de Empleo Social que se desarrolla con la Asociación Aragonesa de Empresas de Inserción (Arei), se lleva a cabo, en Torre de la Virreina en Movera, un programa de inserción laboral centrado en el cultivo y producción de 60.000 kgs. de verdura y hortaliza ecológica (patatas, ajos, lechugas, cebollas, calabacines, pimientos, etc.).

Este proyecto cuenta con la contratación de seis personas en riesgo de exclusión y se realiza con la empresa Inserción y Trabajo S.L. promovida por la Fundación Federico Ozanam.

Ahora, en base al convenio suscrito, Zaragoza Redistribuye distribuirá los productos recolectados entre las personas con mayores necesidades alimentarias básicas. En estos momentos, a través de la Fundación Federico Ozanam, ya han sido entregados unos 6.000 kgs. de producto (patatas, ajos, lechugas).

El Consejero de Acción Social ha agradecido al representante de la Fundación, Enrique Santamaría Tosao el apoyo a Redistribuye, “una colaboración muy beneficiosa para el ciudadano” en apoyo a un proyecto “que surge de la propia necesidad de una sociedad fuertemente afectada por la crisis económica”.

Para Roberto Fernández este convenio tiene muchas vertientes y todas ellas socialmente muy valiosas y beneficiosas ya que “además de apoyar un proyecto solidario, también se incide en el empleo social, en la formación y en la reinserción sociolaboral, aparte de poner en valor la Torre de la Virreina , en Movera, espacio en donde se lleva a cabo este programa.”

Por su parte el representante de la Fundación Federico Ozanam ha señalado que “esta forma de colaboración es realmente efectiva, muy eficaz, porque el reparto del producto, al ser perecedero, se realiza de una forma muy rápida y, a esto, debemos unir el trabajo de integración social que se realiza con las seis personas que actualmente trabajan en este programa y que se encontraban en riesgo de exclusión.”

El Consejero ha recordado que Zaragoza Redistribuye comenzó, a principios de año, atendiendo a 20.000 personas y ahora llega a más de 64.000 personas con una tendencia que va en alza.

Zaragoza Redistribuye, crece

Desde su puesta en marcha a principios de año, en Delicias, La Jota, Almozara, las Fuentes, Oliver, Actur, Torrero y Casco Histórico, Zaragoza Redistribuye ha ido incrementando paulatinamente su labor solidaria y, a fecha de hoy, ya ha repartido un total de 25.814 lotes de alimentos a través de 9 centros municipales de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza, con un alcance de 64.529 personas. En base a estos datos se prevé que a final de año alrededor de 90.000 personas se hayan podido beneficiar del servicio que presta esta iniciativa municipal.

Por otra parte, ante la importante demanda que se registra, Redistribuye acaba de ampliar su radio de acción a los barrios de Universidad, Valdefierro, Casablanca y Centro, y para el día seis de noviembre el programa ya prestará servicio en El Rabal y, algo mas tarde, el día 13, Redistribuye llegará a San José.

Con estas ampliaciones se cubre ya toda la malla urbana por lo que el próximo paso será la implantación del programa en los barrios rurales.

Con la ampliación que ahora se inicia podría llegar a doblar el numero de lotes semanales que actualmente se entregan.

Hay que recordar que sólo en tres meses de funcionamiento el programa ya había entregado 7.590 lotes que daban atención a 18.945 personas en situación de extrema necesidad.

El objetivo de Zaragoza Redistribuye es que el usuario de este servicio lo considere como una opción más a la que tiene derecho en función de sus necesidades alimentarias básicas.

La Carrera del Gancho lista para celebrar “diez años en la calle”

Todo está preparado para que la Fiesta de Artes en la Calle más original y participativa de la ciudad, la Carrera del Gancho, comience este fin de semana y muestre el resultado del trabajo realizado a lo largo de todo el año, por los vecinos, entidades y colectivos del barrio.

Un programa, ingenioso y lleno de vitalidad, donde los niños y niñas del barrio han sido, más que nunca, protagonistas activos de la programación, a través de la puesta en marcha de una “Comisión de Niños” que ha trabajado estrechamente con los vecinos y profesionales.

El Consejero de Acción Social y Deporte, Roberto Fernández, junto con José Manuel Alonso, Concejal Delegado del Plan Integral del Casco Histórico y Presidente de la Junta de Distrito del Casco Histórico, y José Manuel Latorre, Coordinador de la Carrera del Gancho, de la Fundación Federico Ozanam, han presentado esta mañana el programa de actividades, acompañados de los integrantes de la “Comisión de Niños”, entre los que se encontraban Aisossa Agho Eddy, Eki Agho Eddy, Anisleidys Laguna, Jose González, Inés Kammas.

Desde que nació, hace ahora 10 años, la Carrera del Gancho (carrera significa calle en aragonés) impulsa año tras año la participación de todas las generaciones del barrio, con el objetivo de dinamizar las relaciones entre personas y colectivos de distintas culturas y procedencias y promueve la convivencia intercultural y la cohesión social en el Barrio del Gancho en el Casco Histórico.

Después de todos estos años la Carrera del Gancho se consolida hoy como modelo de intervención comunitaria, social y artística.

 20130918_0507

En la realización de esta gran fiesta colaboran, mano a mano, la Fundación Federico Ozanam y el Ayuntamiento de Zaragoza, tanto a través del Área del Acción Social como del Plan Integral del Casco Histórico, juntamente con la implicación de colectivos, de todos los ámbitos, tanto del barrio de San Pablo como de toda la ciudad.

Una fiesta abierta y participativa

El programa de esta décima edición cuenta con más de 100 actividades organizadas por más de 100 colectivos del barrio y de la ciudad, que a lo largo de todo el año se han implicado en la estructuración de la Carrera.

Un programa donde niños y niñas del barrio han tomado, en esta ocasión, la iniciativa y han participado activamente tanto dando ideas, como reivindicando mejoras para el barrio o para el mundo, y preparando y ensayando distintas actuaciones que se podrán contemplar en la Carrera.

La “Carrera” mostrará,  además, cómo el Gancho es el Barrio de los niños y un lugar para soñar. Y todo ello imaginándolo como un lugar donde todo es posible, e invitando a todos los ciudadanos y visitantes a jugar, a soñar como niños. Y por qué no, a recorrer las plazas y calles del barrio en pijama y a estar en las nubes.

A lo largo de estos dos días se podrá disfrutar de numerosos TALLERES PARTICIPATIVOS para niños y familias; de un ESPACIO SALUDABLE para construir un barrio más saludable y más sostenible, donde habrá actividades informativas, preventivas y de sensibilización y se podrá ver el Arbol Saludabilis construido por los niños en los centros educativos del barrio; el ESPACIO CIRCO en que se podrá asistir a espectáculos de acrobacia y malabares; diversas actividades programadas en el CENTRO SOCIAL COMUNITARIO LUIS BUÑUEL; ESPECTÁCULOS ITINERANTES por Grupos de Teatro y la BlT (Brigada de Intervención Teatral) del Barrio de Berlioz en Pau o la Ronda del Gancho que homenajea en la noche del sábado a grandes artistas de la jota que nacieron o vivieron en el Barrio, que tendrá lugar en la noche del sábado; JUEGOS DEL MUNDO; danza, magia y teatro en el ESPACIO MOVIMIENTOS de la Plaza de San Pablo; música y cabaret en el ESPACIO SONIDOS situado en la Plaza CMA Las Armas.

  • En la iniciativa colaboran, mano a mano, la Fundación Federico Ozanam y el Ayuntamiento de Zaragoza, tanto a través del Área del Acción Social como del Plan Integral del Casco Histórico, y la Obra Social “La Caixa”, juntamente con la implicación de más de cien colectivos, de todos los ámbitos, tanto del barrio de San Pablo como de toda la ciudad.