El Palacio de Montemuzo muestra una selección de óleos y grabados de la artista sevillana Concha Ruesga

La sala municipal de exposiciones de la calle Santiago acogerá hasta el 22 de junio la exposición Longitudes de onda en la que destacan los reflejos de las sombras y las luces sobre los colores y las formas.

La exposición se compone de un conjunto de 27 obras, 16 pinturas al óleo sobre metacrilato y 11 grabados en hueco.

La sala municipal de exposiciones del Palacio de Montemuzo acoge hasta el 22 de junio próximo la muestra Longitudes de onda. Un itinerario artístico por la obra de Concha Ruesga (Sevilla, 1950), que se compone de un conjunto de 16 pinturas al óleo sobre metacrilato y 11 grabados en hueco con planchas de fotopolímero. En la exposición destacan los reflejos de las sombras y las luces actuando sobre colores y formas, al mismo tiempo que la transparencia del soporte descubre en los óleos pequeñas ventanas al otro lado del cuadro.

Ocaso

Biografía

Licenciada en Filosofía y Letras por la Universidad de Zaragoza, Concha Ruesga se interesó desde joven por la expresión artística a través de diversos soportes. Ruesga, que tiene su estudio y taller de grabado en Zaragoza desde el año 2003, viene realizando exposiciones individuales y colectivas, en entidades públicas y privadas, desde 1970.

Su obra gráfica está presente en la Biblioteca Nacional de Madrid y en la Facultad de Filosofía y Letras de Zaragoza. Además, ha escrito los textos poéticos Cuaderno de viaje y Un hombre puede ser una huella, editados como libros de artista con ilustraciones, y ha publicado el cuento para niños Jardinero, aquí la hierba, arriba el cielo.

La exposición puede visitarse de martes a sábado, de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 21:00 horas., y domingos y festivos, de 10:00 a 14:30 horas. Lunes, cerrado.

Es posible-Concha Ruesga

El Casco Histórico se llena de sonidos con arte

 

El PICH vuelve a organizar una programación musical para todo el fin de semana, 4, 5 y 6 de abril, con el que se pretende conjugar el talento artístico del barrio con el redescubrimiento de algunos de sus espacios significativos.

La música vuelve a estar presente en los lugares del Casco Histórico, espacios a veces conocidos y otras desconocidos, pero todos ellos tiene un encanto y un significado especial.

Durante este próximo fin de semana, días 4, 5 y 6 de abril, el Ayuntamiento de Zaragoza, a través de la oficina del Plan Integral del Casco Histórico, ha organizado un año más la programación “Lugares con Sonidos”, rincones del Casco que merecen ser frecuentados, paseados, recorridos. Se trata de una actividad cultural en la que se fusiona la música y cada una de las actuaciones musicales que se llevan a cabo con otras expresiones artísticas, como pintura, escultura, fotografía, literatura, danza y arquitectura, convirtiendo los Lugares con Sonidos en Sonidos con Arte.

exterior-triptico

Con esta actividad se pondrán visitar museos de la ciudad (como el Teatro Romano y el Pablo Gargallo), la Escuela Municipal de Música de la calle Las Armas, así la Bóveda del Albergue. Y también se llevara la música a las plazas, solares y calles del Casco Histórico.

La programación comienza mañana viernes, 4 de abril, con la fusión entre la música y la pintura, “Visiones con sonido”, a las 17,30 horas en la Plaza Santo Domingo, para continuar en la calle Las Armas, a las 18,00 horas, con la fusión de la música y la fotografía, y seguidamente , entre la música y danza en calle Las Armas (a las 19,30 horas) y en la calle Predicadores (a las 21,00 horas).

Interior-Triptico

El sábado 5 de abril la programación se inicia a las 12,00 horas, desde la Plaza San Gregorio con un pasacalles, y a las 12,30 horas rock en la Magdalena. Por la tarde, a las 18,30 horas, la fusión sera entre la musica y la escultura, con flamenco en el Museo pablo Gargallo, y por la noche, a las 21,45 horas, María Confussion en la calle Doctor Palomar.

Para el domingo 6 de abril se ha programado un recorrido carnavalesco, a las 12,00 horas, desde la Plaza San Felipe hasta la Plaza San Pedro Nolasco. En esta última plaza, donde se encuentra el Museo Teatro Romano, se fusionan la música y la arquitectura. Y por la tarde, a las 18,30 horas, la música estará en el Centro Cívico Estación del Norte.

Todas las actividades son gratuitas, hasta completar el aforo.

 

El Museo Pablo Gargallo reúne en la exposición póstuma “Retorno al paraíso” la última producción artística de Pascual Blanco

La muestra, comisariada por José Luis Pano, profesor de historia del arte de la Universidad de Zaragoza, presenta obras inéditas del pintor aragonés, realizadas entre los años 2006 y 2013.

El repertorio artístico reunido se compone de 17 pinturas -dos de ellas, inacabadas-, 8 bocetos y 9 grabados.

El Museo Pablo Gargallo acoge desde hoy la exposición Retorno al paraíso que reúne la producción artística realizada por el pintor aragonés Pascual Blanco (Zaragoza, 1943-2013) en la última época de su vida: entre los años 2006 y 2013. Se trata de una muestra póstuma que recoge piezas inéditas en su gran mayoria, nunca exhibidas en Zaragoza antes del fallecimiento del autor. La exposición se inaugura esta tarde (19:00 horas), se mantendrá abierta al público hasta el 22 de junio y ha sido comisariada por el profesor de historia del arte José Luis Pano.

La muestra pretende dar a conocer el trabajo artístico de Blanco durante la última etapa de su vida, reuniendo las principales obras que realizó desde 2006 y que no fueron mostradas en ninguna exposición individual o colectiva en nuestra ciudad (alguna lo ha sido en Italia). Un recorrido aproximativo al universo estético en el que se encontraba antes de su fallecimiento.
Para llevar a cabo la exposición se ha contado con 34 obras: 17 pinturas, 8 bocetos y 9 grabados. Dos de estas obras,Pensamiento gris y Ante la ventana, se consideran inacabadas, aunque se encontraban en fase de finalización y presentan un aspecto casi completo, mientras que el resto habían sido ya rematadas y concluidas.
Algunas de estas piezas tienen mucho que ver con lo que Pascual Blanco llamaba su “aventura italiana”, ya que en el año 2000 entró en contacto con la Associazione Culturale La Luna, constituida por poetas y grabadores italianos, con los que llevó a cabo una importante labor expositiva en el país transalpino. Varios de estos trabajos se mostrarán ahora en las salas del Museo Pablo Gargallo.

Pascual Blanco ha expuesto en los escenarios más representativos e icónicos de Zaragoza, como la Sala Luzán (1986), la Lonja (1992), el Palacio de Montemuzo (1999) o el Palacio de Sástago (2005), al mismo tiempo que tampoco faltan en su currículum importantes premios y distinciones, como la que en el año 1998 recibió al ser elegido Académico de Número de la Sección de Grabado y Artes Suntuarias de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis (Zaragoza). Ese mismo año se le concedió también el Premio Aragón-Goya en la modalidad de grabado, mientras que en 1999 fue galardonado con el Premio de Pintura Ciudad de Zaragoza (ZARTE).
Cabe destacar su actividad docente en la Escuela de Arte de Zaragoza, de la que fue su director (2003-2008) y en la que formó parte del Cuerpo de Catedráticos de Artes Plásticas y de Diseño. Allí, Pascual Blanco enseñó el arte del grabado a muchas generaciones de alumnos hasta su jubilación en el año 2008. A partir de ese momento, se dedicó en exclusiva a su actividad como pintor y grabador, sólo interrumpida cuando la muerte le sobrevino el 7 de abril de 2013.

El Museo del Fuego y los Bomberos acoge una exposición del artista Alberto Fernández Sora

Desde hoy martes, día 11 de febrero, y hasta el próximo 30 de marzo, el Museo del Fuego y los Bomberos de Zaragoza (C/Ramón y Cajal, 32) acoge una exposición monográfica de la obra pictórica del artista Alberto Fernández Sora.

El Museo del Fuego y de los Bomberos tiene la intención de impulsar todo tipo de actividades culturales, mediante la organización de exposiciones temporales, con el objeto de dar a conocer este nuevo espacio municipal de fomento de la cultura, único en España, por sus fondos y museografía especializados en el salvamento y la extinción de incendios.

Obra de Fernández Sora

Autodidacta y apasionado de la pintura desde muy temprana edad, Alberto Fernández Sora demuestra una gran afición y dotes para el dibujo y la pintura, seguramente influenciado por su padre que desde muy niño le lleva a ver las exposiciones de pintura del Casino Mercantil, Museo Provincial y también le lleva a ver las clases de dibujo y pintura de la Escuela de Artes.

A los 14 años, después de terminar el Bachillerato Elemental, decide no seguir estudiando y se coloca en un estudio de Diseño Gráfico (hoy llamado Diseño Industrial). A los 16 años da un giro de 180º y cambia el dibujo artístico por el dibujo industrial al colocarse en la oficina técnica de una importante empresa metalúrgica zaragozana, profesión que ya no abandonará hasta su jubilación y que pasará por todas las categorías profesionales, hasta la de Dr. Ingeniero Industrial.

En su faceta docente ha sido Catedrático de Dibujo en Enseñanza Secundaria y Catedrático de Expresión Gráfica en la Ingeniería, en la Universidad de Zaragoza.

Su vocación sigue siendo la pintura pero no la puede ejercer, ya que su profesión le absorbe todas las horas del día.

En la última década, como esta profesión ya no le pide tanto, retoma los pinceles. Intenta plasmar en sus lienzos, de la manera más fiel posible, lo que le gusta o le llama la atención de su entorno, consiguiendo obras como las que se muestran ahora en el Museo del Fuego de Zaragoza.

El Palacio de Montemuzo muestra la obra artística más reciente de Fernando Alvira Banzo

La exposición, que se inaugura esta tarde y permanecerá abierta al público hasta el 23 de febrero, se estructura en cuatro series de pinturas, todas ellas dedicadas al paisaje.

02 Parque de Huesca

La sala de exposiciones del Palacio de Montemuzo acoge desde hoy y hasta el próximo 23 de febrero una exposición monográfica dedicada al pintor oscense Fernando Alvira Banzo, que precisamente celebra este año el 45 aniversario de su primera exposición individual. La muestra se estructura en cuatro series (Paisajes viajados; El parque, el jardín; Somontanos; y Monegros) y se compone de obras posteriores al año 2000, en su mayoría de gran formato.

01 Granada

Pintor, crítico, académico y gestor cultural, Fernando Alvira Banzo (Huesca, 1947) es profesor de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación de la Universidad de Zaragoza, en el campus de Huesca. Ha escrito libros con los catálogos de obra y biografías de otros artistas, ha comisariado exposiciones y ha colaborado con frecuencia en periódicos y revistas, como Turia, Flumen, Punto de Encuentro, La Campana de Huesca o Cuatro Esquinas, ocupándose de críticas y/o artículos de divulgación sobre los pintores altoaragoneses de los siglos XIX y XX. Ha sido presidente de la Asociación Aragonesa de Críticos de Arte (AACA) y la presidencia de la Asociación Española de Críticos de Arte (AECA), y es académico de número de la Real de Bellas y Nobles Artes de San Luis, de la que es vicepresidente primero desde 2009, así como director del Instituto de Estudios Altoaragoneses.

Más de 50.000 personas han visitado la exposición dedicada al pintor Eduardo Laborda en la Lonja

La muestra permanecerá abierta al público hasta el domingo 17 de noviembre.

Coincidiendo con estos últimos días de apertura, el salón de actos del Museo Pablo Gargallo acogerá del 13 al 16 de noviembre la proyección del documental “Naturaleza Muerta”, que recoge el proceso creativo del pintor a lo largo de dos años de su vida.


La exposición ‘Eduardo Laborda. Retrospectiva 1972-2013’ que acoge la sala de exposiciones de la Lonja hasta el próximo domingo 17 de noviembre ha atraído la visita de más de 50.000 personas, desde que abrió sus puertas al público el pasado 4 de octubre. Esta muestra, dedicada a una de las figuras más importantes de las últimas décadas en el panorama zaragozano, recorre las diferentes etapas del polifacético artista y ha obtenido una excelente respuesta tanto de público como de crítica.

Coincidiendo con estos últimos días de apertura, el salón de actos del Museo Pablo Gargallo acogerá los días 13, 14, 15 y 16 de noviembre la proyección del documental “Naturaleza Muerta”, que recoge el proceso creativo del pintor a lo largo de dos años. Las proyecciones se llevarán a cabo diariamente en doble sesión, a las 19 y a las 20 horas, salvo el viernes 15 de noviembre, que los pases se llevarán a cabo a las 18 y 19 horas.

El audiovisual recoge el proceso de trabajo de Eduardo Laborda tanto en los escenarios representados en sus cuadros como en distintos lugares de la ciudad, así como en su propio taller. Realizado por la productora Nanuk Audiovisual (José Manuel Fandos y Javier Estella), tiene una duración de 42 minutos. El acceso a las diferentes sesiones de proyección será libre y gratuito, hasta completar el aforo de la sala.

La exposición

Eduardo Laborda se ha dedicado a pleno rendimiento durante los últimos 40 años a explorar diferentes actividades artísticas. Laborda ha ejercido en las últimas décadas de dibujante, pintor, grabador, coleccionista, cineasta, editor, comisario de exposiciones y escritor. Sin embargo, la exposición se fija especialmente en su faceta plástica. Dos esculturas, quince dibujos y numerosas pinturas permiten recorrer los diferentes momentos de su trayectoria profesional, todos ellos marcados por una calidad plástica excepcional.

Las dos esculturas inician el recorrido por la retrospectiva, ya que en sus inicios intentó dedicarse a la escultura. Tras abandonar esa primera intención, se volcó en la pintura. El dibujo, que aparece en la última parte de la exposición, sirve en esta muestra para rendir un homenaje a personas muy vinculadas, personal y profesionalmente, a este gran artista.

Biografía

Eduardo Laborda Gil (Zaragoza, 1952) es uno de los artistas fundamentales en el panorama del arte zaragozano del último tercio del siglo XX y las dos primeras décadas del actual. Hijo de una familia humilde, y el menor de seis hermanos, contó con la entrega absoluta de su tmadre, Victorina Gil, que apoyó siempre las inclinaciones pequeño Eduardo por las artes plásticas.

En 1964 comienza a asistir a la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos y frecuenta las salas del Museo Provincial, que le descubren la obra de Marín Bagüés y Luis Berdejo, referentes decisivos en los primeros años de su trayectoria. En 1970 ingresa en la Escuela de Bellas Artes San Jorge de Barcelona y aprueba, como alumno libre, los cursos preparatorio y primero (mientras en 1971 conoce a la pintora Iris Lázaro, que luego será su esposa), pero la enseñanza que recibe no le satisface, de manera que en 1972 abandona los estudios y resuelve dedicarse profesionalmente a la pintura.

Desde finales de los años sesenta y durante la primera mitad de los setenta Eduardo pinta bodegones y paisajes urbanos de perfil tardoimpresionista. Poco a poco se inclina hacia un neocubismo. Más tarde, se produce un brusco giro en su trayectoria, que a lo largo de casi un lustro le sumerge en la construcción de un mundo de abstracciones geométricas muy cercanas a la llamada escultopintura, aunque Laborda incorpora a sus obras esa exigente precisión técnica y esas extraordinarias y un tanto misteriosas sutilezas cromáticas que serán en lo sucesivo rasgos característicos de su pintura.

Desde comienzos del siglo XXI retorna a la mitología, a los cuerpos reales de mujeres que vuelven a encarnar las figuras de las diosas más bellas y las musas más dulces. Es decir, Laborda se dedica a una figuración con toques muy personales.

La programación “Sones de Otoño” en el Centro Cívico San Jorge

La música, el teatro y la pintura estarán presentes a lo largo de los meses de noviembre y diciembre, iniciándose ya con una exposición de óleo que permanecerá abierta al público hasta el próximo 24 de noviembre.

 Como en años anteriores, el Centro Cívico Tío Jorge (Plaza San Gregorio, s/n), en El Rabal, ha programado el ciclo de actividades culturales “Sones de Otoño”, en el que predominan la música, el teatro y la pintura, y que se irán desarrollando a lo largo de este otoño. Ya ha iniciado su andadura con una exposición de pintura al óleo de Pilar Fano, que lleva por título “Color” y que permanecerá abierta al público hasta el próximo 24 de noviembre, en horario de 11,00 a 13,30 horas, y de 17,00 a 20,30 horas.

Para mañana sábado, 9 de noviembre, y dentro de la programación del Festival de Jazz al Margen, que se está celebrando a lo largo de este mes de noviembre, en el Centro Cívico Tío Jorge se ha organizado una Master Class de Improvisación, a las 11,30 horas y con el trompetista Gerardo López. Y por la tarde, a las 17,00, café concierto con Chicken Jazz Quartet. Las invitaciones para el mismo se pueden recoger una hora antes.

La programación en el Centro Cívico Tío Jorge continúa el 16 de noviembre con el taller ambulante de inventos al instante, a cargo de Click-Clowns. Un espectáculo de clown, que tendrá lugar a las 18,30 horas. Trata de dos inventores de cacharros que nunca funcionan, pero que con la ayuda del público podrán salir airosos de la situación. Esta dirigido a un público familiar y las invitaciones se pueden recoger una hora antes del espectáculo.

Ópera, cuentos, unas jornadas del juego y el juguete, conciertos, teatro y un mercadillo de trueque completan una programación que se realizando hasta el 21 de diciembre.

sonesdeotono2

El antiguo Cuartel de Pontoneros muestra desde hoy una selección de la obra pictórica de Juan José Gárate

La exposición se compone de trabajos realizados por el pintor aragonés entre 1887 y 1930, donados por su familia y pertenecientes a la colección artística municipal.

Se trata de la primera exposición que acoge este nuevo espacio expositivo.

El servicio de Patrimonio e Historia Cultural del Ayuntamiento de Zaragoza ha organizado una exposición en la que se muestra una selección de la obra pictórica del artista aragonés Juan José Gárate (Albalate del Arzobispo, 1870 – Madrid, 1939), compuesta en su totalidad por trabajos pertenecientes a la colección artística municipal, fruto de diferentes donaciones realizadas por su familia y herederos. La muestra abre hoy sus puertas en el antiguo Cuartel de Pontoneros, actualmente sede del citado servicio (c/ Madre Rafols, 4), y podrá visitarse de lunes a viernes, en horario de mañana (de 11:00 a 14:00 horas), hasta marzo de 2014.

El conjunto de obras de Juan José Gárate conservado por el Ayuntamiento de Zaragoza y enriquecido recientemente con la donación de tres nuevas obras -Restaurante sobre las Aguas (Venecia), Boda ansotana y Desbriznando azafrán-, por voluntad de su propio yerno, Antonio Pardo, contiene trabajos de diferentes épocas, lo que permitirá al visitante conocer las temáticas y las constantes más representativas de su pintura. En este sentido, la exposición abarca obras producidas durante el periodo comprendido entre los años 1887 y la década de 1930.

La pintura de Gárate se encuadra fundamentalmente en la tradición costumbrista y nunca dejó de representar los aspectos más castizos de lo aragonés, pese a su cosmopolitismo (se formó en Italia, residió esporádicamente en Alemania y expuso en importantes certámenes internacionales celebrados en Berlín, París, San Petersburgo, Buenos Aires o Panamá). De hecho, se considera que su pintura enraiza directamente con la corriente regeneracionista y regionalista de finales del siglo XIX, preocupada por la afirmación identitaria.